2021 un año entero para leer
día a día

2021: un año ¡entero! para leer

Una de las cosas que más recuerdo de mi infancia son las noches que pasaba, linterna en mano, leyendo hasta horas infinitas. Me comía cada libro que caía en mis manos. De hecho, lo admito: llegué a llevarme sin pagar (vamos, sí, robar) más de un libro, leerlo y devolverlo a la librería. Y no, no está bien, ¡lo sé! La opción de hacerme de la biblioteca municipal, una que es corta, ni me lo planteé... ¡qué tela!

La afición a la lectura ha seguido conmigo hasta ahora... bueno, hasta que June llegó para revolucionarnos la vida. Porque todo padre o madre sabe que, salvo niñ@-trampa, la posibilidad de leer y no morir en manos de Morfeo se reduce exponencialmente de golpe. Ahora que el tiempo de lectura crece según crece ella, me he decidido por un buen propósito de año: este año me voy a leer (¡mínimo!) 16 libros.

Que la lectura te acompañe...

Una de las metas que me he propuesto este año es, sin duda, leer más. No es que sea mala lectora, siempre he sido una enganchada a todo tipo de literatura (creo que sólo he dejado a medias dos libros en mi vida). Pero la realidad que me acompañó el año pasado era que leía solo al meterme a dormir. Y los días que conseguía leer un capítulo entero de un tirón se pueden contar con los dedos de la mano. ¡Tela!

Este año va a ser diferente. Lo primero, el hábito de leer en la cama se mantiene pero ahora leo también en el sofá un rato varios días a la semana. ¿Me duermo? A veces, sí. Pero al menos hasta que caigo ¡aguanto un poco más! Y como una es ambiciosa por naturaleza, me he propuesto leer 16 libros este año. Ni más, ni menos. ¿Por qué 16? Uno al mes y una cuarta parte extra. Claro, no es lo mismo zamparse 1.000 páginas de Ken Follet que leer El Principito, así que el número 16 va unido a ello.

Estos son los 16 que (inicialmente) tengo en la cabeza, ¡aunque nunca se sabe!:

Nací luchando, de Amaya Valdemoro NACÍ LUCHANDO - Amaya Valdemoro
He sido siempre una admiradora de todas las deportistas. Parte por (lo admito) la envidia cochina de que hayan llegado donde yo no lo hice (altura, deporte minoritario, etc al margen). Por otra: por la lección de ambición, lucha, dificultades y fuerza que siempre me aportan. Amaya Valdemoro, su carrera y su personalidad siempre me han llamado y su libro (¡YA LEÍDO!) no ha sido menos. Mi nº1 de 2021.

Diez negritos de Agatha Christie DIEZ NEGRITOS - Agatha Christie
Agatha Christie ha sido de siempre una de mis autoras continuas. En mis vacaciones de verano en Alcoceber siempre había uno de esos libros de bolsillos o en la toalla o en casa dispuesto a ser leído y disfrutado entre coca-colas y chocolates fríos.
Diez negritos es una de las pocas que se me resistieron. Hasta ahora. Cayó la semana pasada... recordándome porqué me gustaba tanto esta autora.

Portada del libro Rey Blanco de Juan Gómez-Jurado REY BLANCO - Juan Gómez-Jurado
Ooohhh.... ¡Antonia Scott y Jon Gutiérrez llegan a su última aventura! Posiblemente la mejor trilogía que he leído en mucho tiempo, engancha a más no poder. Después de Reina Roja y Loba Negra, no saber lo que va a pasar con ellos dos ¡me tiene tensionada! Ganas de comerme el libro, la gente que conozco que lo ha leído dice que aunque más corto cierra todo de forma espectacular. El último apenas me duró una semana...

Portada del libro Nada es imposible de Kilian Jornet NADA ES IMPOSIBLE - Kilian Jornet
No. No me gusta correr. He sido portera por algo: no estoy hecha para correr. De hecho, por mi lesión de rodilla, no puedo. Pero me gusta el optimismo y la búsqueda de lograr los sueños. Y Kilian, otra cosa no, pero es de los que luchan por los suyos. Tengo mucha curiosidad por saber qué puede contarnos sobre cómo ha ido logrando cada una de sus metas, los retos y su enfoque.

Portada del libro El enigma de la habitación 622 de Joël Dicker EL ENIGMA DE LA HABITACIÓN 622 - Joël Dicker
Soy una más de las que se enganchó con "La verdad sobre el caso Harry Quebert". Me encantó el libro. Pero no busqué mucho más del autor. Un par de años más tarde llegó a mis manos "El libro de los Baltimore". Enganchada otra vez. ¡El Joël escribe que da gusto! Y de nuevo no busqué. Los reyes mag(j)os me han traído este año el Enigma. Cierto que dicen que no está tan genial como sus anteriores. ¡Veremos!

Portada del libro La danza de los tulipanes de Ibon Martín LA DANZA DE LOS TULIPANES - Ibon Martín
No es sólo por los cuatro libros que cuentan la historia de Leire Altuna (encima empecé, lista de mí, por el tercero de la saga). A Ibón le sigo desde mucho antes, desde sus rutas por todo Euskal Herria. Describe para soñar. Para alguien como yo, que vive lejos de esas montañas, de esos acantilados, del olor de la mar y de la niebla de Irati, es todo un escape para volver a sentirlos cerca.

Portada del libro Mi historia de Michelle Obama MI HISTORIA - Michelle Obama
Me llegó de regalo hace un par de años, lo comencé, con el tema de la mudanza (la de ida a Bilbao!) lo dejé (justo cuando dice que el Obama le cayó gordo). Moviendo el otro día una estantería lo redescubrí. De este año no pasa el leerlo o el terminarlo. Y como es gordo, será lectura de sofá asegurada.

Portada del libro Invicto de Marcos Vázquez INVICTO - Marcos Vázquez
Influencia de Eva, 100%. Ni espero que me cambie la vida, ni convertirme en una estoica como dice Marcos Vázquez. Pero creo que puede venirme bien para sacarme un poco hacia afuera y mirarme al espejo. Y creo que lo necesito en más de un campo. Estoy en un punto en el que necesito un cambio desde dentro, no solo físico, no solo laboral. Más profundo. Este libro es una herramienta que usar. 2021 es el momento de hacerlo.

Portada del libro Padre rico, padre pobre de Robert T. Kiyosaki PADRE RICO. PADRE POBRE - Robert T. Kiyosaki
Un libro de finanzas. Sí. De finanzas. Yo que soy de las que miran bien el plus de cada mes. Y no tiene que ver con saber invertir ni nada parecido. Ideas de cómo enfocar situaciones. Un poco unido a Invicto. Un poco de vértigo me da porque me saca de mi "zona de confort" de los clásicos thrillers. Espero sorprenderme intentando libros inesperados.

Portada del libro el canto del cuco de Robert Galbraith EL CANTO DEL CUCO - Robert Galbraith
Vale, soy de las que se engancharon con Harry Potter y que en parte el ¡Harry me tiene ya hasta los Harrys! Pero JK Rowling tiene más cosas que Harry Potter y su mundo mágico de fantasía y caramelo. Aunque sea bajo el nombre de Robert, porque con nombre de mujer alegaba que no le cogían tan fácilmente sus novelas. Es la primera bajo seudónimo que leo, a ver qué nos encontramos dentro.

Portada del libro Un saco de canicas de Joseph Joffo UN SACO DE CANICAS - Joseph Joffo
Yo y la II Guerra Mundial. No podía faltar uno de esa terrible época dentro de la lectura del año. Joffo vivió una infancia terrible en un París ocupado por los alemanes, y este libro cuenta cómo sobrevivió levantando poco más de 10 años en esa situación. Viviendo donde vivimos, pudiendo ver restos, zonas, conocer historias de gente cercana... leerlo me hace conocer más, y recordar que no debemos olvidarlo.

Portada del libro Pretérito imperfecto de Nieves Concostrina PRETÉRITO IMPERFECTO: Historias del mundo desde el año de la pera hasta ya mismo - Nieves Concostrina
Me encanta la historia. Y me ha encantado siempre Nieves Concostrina, al menos desde el otro lado del micrófono. He seguido "Acontece, que no es poco" muchísimo tiempo. Y el cómo Nieves cuenta las intrahistorias de la historia es una gozada.
Hace mucho tiempo una buena profesora de 4º de EGB (¡OMG!) de historia nos dijo un día "jamás os creáis la historia que os cuenten, sino la que viváis vosotros mismos". Y creo que Nieves se encarga en parte de romper esa aura de historia sí o sí así que la mayoría de libros muestran. Ganas de leerlo.

Portada del libro Matar a un ruiseñor de Harper Lee MATAR A UN RUISEÑOR - Haroer Lee
Quien no haya visto la película ya tiene algo que hacer. 3 Óscars compitiendo contra, por ejemplo, Lawrence de Arabia, no es poco. Siempre se dice que el libro mejora a la película. Me ha pasado en casi todos los casos. En este caso siendo un clásico no puedo evitar la curiosidad. Si añadimos que conociendo de antemano la historia me gusta, es un acierto de disfrute.

Portada del libro Mort de Terry Prachet MORT - Terry Prachet
Creo que uno de los últimos libros que me leí estilo Terry Prachet (sin llegar a su locura) fue hace... X años, sip. Me acuerdo que fue Brooklyn follies de Paul Auster. Y sí, me partí de risa, ¡lo admito! Pero ese tipo de escritura a veces me cuesta, no me pilla ese tipo de humor. Ahora bien, es una propuesta de un buen amigo, y tengo ganas de ver si Prachet consigue sorprenderme.

Portada del libro Come, reza, ama de Elizabeth Gilbert COME, REZA, AMA - Elizabeth Gilbert
Un libro que no me pega. O igual un poco por el momento en el que me encuentro me pega demasiado. Y sí, como "Matar a un ruiseñor", tiene su película, que también he visto. No busco disfrutar más profundamente la historia. Busco conseguir succionar más el concepto que hay debajo. Además está muy dividida la crítica entre si la película o el libro es mejor. ¡Veremos!